domingo, 19 de agosto de 2012

Mujeres, mujeres...

Ay mujeres, mujeres, mujeres... objetos de placer, amor y diversión, motivos de enfrentamientos, el capricho en persona, el problema de la mayoría, la causa de suicidios incluso asesinatos, mujeres , mujeres... y tan bellas que sois. A esto que vas pensando en tus problemas y aparece una mujer paseando, bella escultura te pulía en mi habitación, qué linda estarías en mi cama... mujeres, mujeres... Nos dicen que somos unos guarros, nos dicen que no sabemos tratar a las mujeres, ustedes que pedís por esa boca como bebés y nosotros os lo damos... nos dicen que les agobiamos si somos buenos, que somos malos si pasamos de ellas, que somos empalagosos por darle besos o decirles "te quiero", que somos penosos si soltamos alguna gracia, que somos sosos si no les decimos tonterías... ¿qué queréis mujeres? ¿cuál es el tipo o prototipo de máquina protectora, fornida y perfecta a la que ustedes llamáis "hombre perfecto"? ¿quién es perfecto?... Las películas acabaron, los actores también se tiran pedos, dicen tonterías y son empalagosos... pobres, ilusas mujeres que buscan que piden y piden, y damos, y seguimos dando hasta que nos dejan secos, qué gran verdad! La figura de la mujer es la perfección natural del ser humano, bella como ella misma, y porque nos gusten mucho, ¿ya nos llamáis guarros? si os amamos, os regalamos tiempo, sonrisas y buenos momentos... preciosas mías no busquen hombres de películas, hombres fornidos en motos con su chupa de cuero con dorsales como cabezas de niño malito, no lo busquen, no existen. Ningún hombre es perfecto, lo sabéis, pero ustedes por más que pidáis y pidáis, nos digáis sosos, empalagosos, penosos... sois perfectas. Vosotras, mis mujeres, el capricho de todos los hombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada